En este artículo queremos comentar la Norma Internacional SA8000 de Responsabilidad Social. Esta norma establece los requisitos a cumplir por los empleadores  en el  lugar de trabajo, incluyendo los derechos de los trabajadores, las condiciones en el centro de trabajo  y los sistemas de gestión, basándose para ello en la legislación nacional de la empresa, en los instrumentos internacionales de derechos humanos y los convenios de la OIT.

Imagen_certificacion_sa800

El control de la actividad de las contratas y subcontratas también está dentro de la órbita de la responsabilidad social corporativa, el cumplimiento por estas de los compromisos recogidos en las normas deben ser un requisito obligado dentro de los sistemas de gestión de responsabilidad social.

La norma de Responsabilidad Social dentro de su contenido contempla expresamente las figuras de las contratas y subcontratas dando una definición de las mismas.

De esta forma, dice que serán proveedores o subcontratistas aquellas organizaciones que suministran a las empresas bienes y/o servicios integrantes en la producción de bienes y/o servicios. Asimismo, incluye la figura del sub-proveedor considerando como tal la entidad de negocio en la cadena de suministro que, directa o indirectamente, proporcional al proveedor bienes y/o servicios integrales que se utilizan en o para la producción de bienes y/o servicios de la empresa o del proveedor.

La norma establece una serie de requisitos de responsabilidad social que la empresa debe cumplir y que debe verificar que los  proveedores/subcontratas y subproveedores  también los cumplan.

La norma hace referencia expresa al trabajo infantil, dejando claro que no se debe practicar o apoyar el uso de trabajo infantil, para ello la empresa debe establecer las políticas y procedimientos que eviten este tipo de trabajo, asimismo, admite la posibilidad del trabajo de   menores de dieciocho años , señalando que estos trabajadores no deberán trabajar más de ocho horas ni realizar trabajos nocturnos, así como, evitar exponerles a situaciones peligrosas o inseguras para su salud y desarrollo físico y mental.

En nuestra legislación está permitido el acceso al trabajo con la edad de 16 años y, por tanto, con respecto a estos trabajadores tendremos que verificar que nuestras contratas y subcontratas cumplan con las obligaciones de la legislación en esta materia. Para ello habrá que estar a lo establecido por el artículo 27 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales que regula la protección de los menores, por lo que en el caso de que nuestras contratas o subcontratas contraten  a un menor  deberemos verificar que:

  • Que exista una evaluación específica de riesgos que contemple la afección de los mismos a los jóvenes teniendo en cuenta su falta de experiencia y su inmadurez.
  • Informar al menor y a sus padres o tutor legal de los riesgos y de todas las medidas adoptadas para la protección de su seguridad y salud.

La empresa no debe permitir ni apoyar el uso de trabajo forzoso u obligatorio, ni debe exigir a sus empleados el pago de “depósitos” o retener sus documentos de identidad al iniciar la relación laboral.  NI la empresa ni entidad alguna que le proporcione mano de obra, debe retener parte del salario, beneficios, pertenencias o documentos del personal, con el objeto de forzarlo a que siga trabajando para la empresa.

De esta forma,  por parte de la empresa se tendrá que establecer  un procedimiento, por el cual, se verifique que las empresas contratistas o subcontratistas no ejercen malas prácticas en cuanto a trabajo forzoso y obligatorio.

Con respecto a la seguridad y salud laboral se hace especial hincapié  y se dedica un capítulo en la norma en el que se establecen los criterios a seguir para garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores., entre ellos destacan:

  • la obligación de establecer las medidas preventivas necesarias para minimizar riesgos,
  • la necesidad de realizar formación, incluyendo entrenamiento en el sitio,
  • proporcionar los equipos de protección individual adecuados,
  • evaluar los riesgos para las mujeres embarazadas,
  • las situaciones de riesgo grave e inminente, etc
  • y teniendo en cuenta que se debe aplicar la normativa nacional, el cumplimiento de toda la normativa española en prevención de riesgos laborales.

Para poder establecer un sistema de responsabilidad social en la empresa, no basta con que la empresa cumpla, sino que además debe mantener registros adecuados del compromiso con los proveedores y subcontratistas, así como subproveedores, con la responsabilidad social. De esta forma la empresa debe establecer, mantener y documentar por escrito los procedimientos adecuados para evaluar a sus proveedores/subcontratistas teniendo en cuenta su desempeño y compromiso para cumplir los requerimientos de la norma, así como, deberá asegurarse de que los  requisitos de la norma son cumplidos por sus proveedores y subcontratistas.

Dentro de la responsabilidad social, la seguridad y salud laboral de los trabajadores, tanto de los de la empresa como los de las empresas contratistas y subcontratistas, tiene un peso específico,  y por consiguiente la coordinación de actividades empresariales; puesto que el cumplimiento de las obligaciones que en materia de coordinación de actividades empresariales establece nuestro ordenamiento jurídico garantiza la salvaguarda  de la seguridad y salud de los trabajadores de las empresas contratadas o subcontratadas, por lo que difícilmente podremos implantar un sistema de responsabilidad social si la empresa no tiene implantado y documentado un proceso de gestión de la coordinación de actividades empresariales.

Si quieres  más información sobre e-coordina, y los servicios que ofrecemos pincha en este enlace o solicita una demo gratuita.

software coordinación actividades empresariales

 

 

Deja un comentario