La coordinación de actividades empresariales es una actividad dentro de la prevención que ha tomado un peso específico dentro de las actividades preventivas a realizar por la empresa cuya gestión tiene mayor complejidad que la gestión preventiva propia.

piezaCAE_e-coordina

Los técnicos de prevención conocen la situación en materia de prevención de su empresa, conocen los riesgos y han determinado cuales son las medidas preventivas para eliminarlos o minimizarlos, pero este esquema de funcionamiento se rompe cuando la actividad de un tercero interfiere en el desarrollo normal de la actividad.

En este momento tendremos que evaluar cómo va a afectar esta actividad al desarrollo habitual de nuestro trabajo, identificando nuevos riesgos y estableciendo nuevas medidas de control y para ello deberemos, con carácter previo al inicio de los trabajos, conocer que trabajos, actividades o tareas van a ser desarrollados por terceros, que riesgos entrañan esas actividades, como pueden afectar esos riesgos a nuestros trabajadores, cuántos trabajadores de las contratas van a prestar servicios en nuestras instalaciones, cuantas máquinas o equipos de trabajo se van a utilizar, cuantos vehículos accederán a nuestras instalaciones,  en definitiva, tener toda la información suficiente para evitar que de esta relación de concurrencia de empresas  se  deriven mayores riesgos para los trabajadores de cualquiera de ellas.

Ante esta situación de complejidad, el propio legislador entiende que requiere de una normativa que regule de forma específica la coordinación de actividades empresariales, puesto que el texto del artículo 24 de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales se limitaba a establecer distintos supuestos de concurrencia de empresas y se requería de una mayor clarificación de cómo realizar la actividad de coordinación de actividades empresariales. De esta forma se publicó el Real Decreto 171/2004 por el que se desarrolla el artículo 24 dela Ley 31/1995 sobre coordinación de actividades empresariales.

Esta normativa específica se hace eco de la complejidad de la coordinación de riesgos laborales y la especialización que esta tarea conlleva para los profesionales de la prevención,  lo que hace que las empresas tengan que dedicar medios materiales y humanos y, en este último caso, con un grado alto de  especialización en la materia. Es decir, se requieren especialistas en coordinación de actividades empresariales.

texto_destacado_articulo

Las EMPRESAS ESPECIALIZADAS EN LA COORDINACIÓN DE ACTIVIDADES EMPRESARIALES, están capacitadas legalmente para constituirse con los recursos necesarios para que las empresas puedan garantizar el cumplimiento de sus obligaciones en materia de coordinación de actividades empresariales. Confiar en ellas, supone  asegurarse que la empresa está  especializada en la gestión de la coordinación de actividades empresariales,  por lo que garantiza un conocimiento que  posibilitará dar soluciones fáciles y sencillas a situaciones complejas basándose en la experiencia  dada por el análisis de múltiples situaciones.

El Real Decreto 171/2004 deja libertad a la empresa para determinar los medios que debe dedicar a la coordinación de actividades empresariales, y por ello, es la empresa quien debe evaluar a sus proveedores a efectos de que se cumplan los objetivos la acción preventiva y se salvaguarde  la seguridad y salud de los trabajadores , siendo las EMPRESAS ESPECIALIZADAS EN LA COORDINACIÓN DE ACTIVIDADES EMPRESARIALES las que dan más garantías para la gestión eficaz de la coordinación de actividades empresariales.

Si quieres  más información sobre e-coordina, y los servicios que ofrecemos pincha en este enlace o solicita una demo gratuita.

software coordinación actividades empresariales

Deja un comentario