Seguimos con la serie de casos prácticos en los que se analizamos ejemplos de riesgos laborales en situaciones de concurrencia de empresas en un mismo centro de trabajo. En el caso que nos ocupa hoy, exponemos un accidente por contacto eléctrico ocurrido en el año 2002:

  • SENTENCIA COMENTADA

Sentencia número 1847/2002 de 7 de marzo, del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (Sala de lo Social)

  • SUPUESTO DE HECHO

Una empresa dedicada a la comercialización de pinturas y revestimientos solicita a un proveedor que le sirva una cisterna de látex. Esta empresa contrata el transporte de la indicada cisterna a una tercera empresa de transporte que es quien lo realiza.

La empresa de transporte no tiene ningún tipo de relación con la empresa titular del centro de trabajo y esta no conoce quién va a realizar el transporte.

El camión de la empresa de transporte conducido por el trabajador accidentado llegó a la empresa titular del centro de trabajo con el fin de entregar la cisterna de látex y, a tal fin, aparcó el camión en la puerta de la nave industrial sede de la empresa titular y debajo de una línea eléctrica de alta tensión que discurre paralela al trazado de la calzada y atravesando por delante de la fachada de la empresa. La línea es de 15 kV y discurre a una altura de 6.83 m. Una vez realizada la descarga de látex por el trabajador y a fin de apurar los fondos de la cisterna, se subió a la parte alta de la misma, a una altura de unos 4m y cogió una barra metálica de unos 4 a 4,5 m de largo que llevaba en el camión para remover los fondos de la cisterna. Al levantar la barra para introducirla en la cisterna, la acercó a la línea eléctrica provocando un cortocircuito que le provocó la muerte.

No consta que la empresa titular diera traslado a la empresa de transporte para su información al trabajador de los riesgos existentes en el centro de trabajo y de las actividades de carga y descarga realizadas en proximidad a una línea de alta tensión.

El trabajador recibió el manual de seguridad de chófer de la empresa de transportes.

  • RESPONSABILIDAD DE LA EMPRESA TITULAR

En este caso parece importante destacar que el accidente no se produjo en las instalaciones de la empresa titular, ya que el camión no llego a entrar en las instalaciones de esta sino que quedo aparcado en la vía pública frente a la puerta del pabellón y debajo de la línea de alta tensión que también ocupaba espacio público.

La sentencia comentada hace una interpretación extensiva del concepto de centro de trabajo y va más allá del concepto estricto asimilado al lugar físico en posesión de la empresa de acuerdo con lo establecido en el Real Decreto 171/2004, que define el centro de trabajo como cualquier área, edificado o no, en la que los trabajadores deban permanecer o a la que deban acceder por razón de su trabajo.

En atención a este criterio se considera como centro de trabajo de la empresa titular el aparcamiento en la medida que se estaban realizando trabajos para esta empresa y por tanto se debieron tener en cuenta los riesgos inherentes al mismo.

Es también importante destacar que entre la empresa titular y la empresa de transporte no existe ningún tipo de vinculación jurídica ya que la empresa de transportes fue contratada por un proveedor de la primera, por lo que el hecho de no tener vinculación jurídica no exime a la empresa titular de sus obligaciones.

No existe evaluación de la operación de carga y descarga ni del riesgo eléctrico de alta tensión y consecuentemente no se da traslado a la empresa de transporte de los riesgos existentes y de las medidas de protección que se debieron poner en marcha.

La empresa de transportes no da información al trabajador del riesgo específico de la operación de descarga del producto en el centro de trabajo del cliente, tan sólo informa al trabajador de los riesgos propios del puesto de chófer, formación que resultó insuficiente e inadecuada para el supuesto concreto.

La sentencia condena solidariamente a la empresa titular del centro y a la empresa de transportes a que indemnicen a los herederos del trabajador por falta de medidas de seguridad.

  • MEDIDAS CORRECTORAS

Para evitar el accidente la empresa debió tomar las siguientes medidas preventivas:

  • La empresa titular debió evaluar la operación de carga y descarga teniendo en cuenta la existencia del tendido de alta tensión tomando las medidas de seguridad al respecto
  • Dada la peligrosidad del trabajo debió informar al trabajador accidentado de los riesgos existentes y debió dar instrucciones precisas de cómo realizar el trabajo o, en su caso, impedir que se realizara en las inmediaciones de la línea de alta tensión.
  • Debido a que los trabajos en las inmediaciones de líneas de alta tensión están calificados como trabajos de especial peligrosidad debió nombrar un recurso preventivo que supervisara la operación a fin de evitar situaciones de riesgo.

banner_prevencionarOK

Deja un comentario