Coordinacion de actividades empresariales

Si en algo coinciden los expertos en prevención de riesgos laborales no es sólo en la complejidad de  la Coordinación de Actividades Empresariales (CAE)  en la Gestión de Prevención de Riesgos Laborales, también en la necesidad de una integración de la prevención en el sistema general de gestión de la empresa. Algo que sólo se consigue con una herramienta eficaz de coordinación de Actividades Empresariales. (CAE)

No es un dato de ayer, pero sus resultados empiezan a tener la trascendencia que merecen. El sondeo se produjo en 2015 y ahora nos es posible manejar datos tan reveladores como que las subcontratas concentran el 40% (En algunos casos más) de los accidentes laborales de la industria. No en vano los sindicatos, achacan a las cadenas de contratación los elevados índices de siniestralidad.

En 2015 casi el 40% de accidentes laborales en Industria se produjeron en trabajadores de subcontratas

El pasado mes de junio María Jesús San José, consejera de Trabajo y Justicia del Gobierno Vasco,  apostó por la “integración de la prevención en el sistema general de gestión de la empresa”. Lo hizo en el marco de la feria ‘Subcontratación 2017. La responsable del gobierno vasco recordó  que, del total de accidentes laborales registrados durante el pasado año, “casi un 9% se produjeron en trabajadores pertenecientes a subcontratas. Sin embargo, en el área de Industria, este porcentaje se eleva, en función de las cifras correspondientes a 2015, al 40%”.

La obligación nace con el Art.24 de la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales y se desarrolla con el RD 171/2004

Artículo 24 LPRL: Coordinación de actividades empresariales

  • 1. Cuando en un mismo centro de trabajo desarrollen actividades trabajadores de dos o más empresas, éstas deberán cooperar en la aplicación de la normativa sobre prevención de riesgos laborales. A tal fin, establecerán los medios de coordinación que sean necesarios en cuanto a la protección y prevención de riesgos laborales y la información sobre los mismos a sus respectivos trabajadores, en los términos previstos en el apartado 1 del artículo 18 de esta Ley.
  • 2. El empresario titular del centro de trabajo adoptará las medidas necesarias para que aquellos otros empresarios que desarrollen actividades en su centro de trabajo reciban la información y las instrucciones adecuadas, en relación con los riesgos existentes en el centro de trabajo y con las medidas de protección y prevención correspondientes, así como sobre las medidas de emergencia a aplicar, para su traslado a sus respectivos trabajadores.
  • 3. Las empresas que contraten o subcontraten con otras la realización de obras o servicios, correspondientes a la propia actividad de aquéllas, y que se desarrollen en sus propios centros de trabajo deberán vigilar el cumplimiento por dichos contratistas y subcontratistas, de la normativa de prevención de riesgos laborales.
  • 4. Las obligaciones consignadas en el último párrafo del apartado 1 del artículo 41 de esta Ley serán también de aplicación, respecto de las operaciones contratadas, en los supuestos en que los trabajadores de la empresa contratista o subcontratista no presten servicios en los centros de trabajo de la empresa principal, siempre que tales trabajadores deban operar con maquinaria, equipos, productos, materias primas o útiles proporcionados por la empresa principal.
  • 5. Los deberes de cooperación y de información e instrucción recogidos en los apartados 1 y 2 serán de aplicación respecto de los trabajadores autónomos que desarrollen actividades en dichos centros de trabajo.
  • 6. Las obligaciones previstas en este artículo serán desarrolladas reglamentariamente.

Por lo expuesto se deduce que la información intercambiada entre la empresa y las contratas debe establecer los adecuados medios de coordinación. Los profesionales de Prevención de Riesgos Laborales son los encargados del análisis. Los Items a estudiar, pueden incrementarse notablemente en función del volumen de trabajo de la empresa principal y las contratas. Sólo con un elemento de gestión eficaz puede controlar todas las posibilidades de forma más sencilla de lo que exponemos a priori.

En este orden de cosas el Art.11 del citado RD 171/2004 define, una serie de medios de coordinación para controlar el sistema de coordinación de actividades empresariales de la empresa matriz:

Artículo 11 RD 171/2004:

  • Sin perjuicio de cualesquiera otros que puedan establecer las empresas concurrentes en el centro de trabajo, de los que puedan establecerse mediante la negociación colectiva y de los establecidos en la normativa de prevención de riesgos laborales para determinados sectores y actividades, se consideran medios de coordinación cualesquiera de los siguientes:
    • a. El intercambio de información y de comunicaciones entre las empresas concurrentes.
    • b. La celebración de reuniones periódicas entre las empresas concurrentes.
    • c. Las reuniones conjuntas de los comités de seguridad y salud de las empresas concurrentes o, en su defecto, de los empresarios que carezcan de dichos comités con los delegados de prevención.
    • d. La impartición de instrucciones.
    • e. El establecimiento conjunto de medidas específicas de prevención de los riesgos existentes en el centro de trabajo que puedan afectar a los trabajadores de las empresas concurrentes o de procedimientos o protocolos de actuación.
    • f. La presencia en el centro de trabajo de los recursos preventivos de las empresas concurrentes.
    • g. La designación de una o más personas encargadas de la coordinación de las actividades preventivas.

El volumen de trabajo y el alto número de subcontratas harían casi inviable, al menos de forma eficaz el control manual y la velocidad y eficacia en la gestión se verían perjudicadas.Mucho tiempo y escas eficacia con los técnicos PRL dedicados a tareas documentales y no preventivas. Esto se traduce en un incremento en el índice de riesgos y por tanto de la asunción de responsabilidades jurídicas y económicas.

Acceso a la DEMO gratis y sin compromiso

Deja un comentario