El objetivo y los resultados previstos del sistema de gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo (SST) son prevenir lesiones y deterioro de la salud relacionados con las tareas laborales de los trabajadores y proporcionar lugares de trabajo seguros y saludables.

Para la implementación de un sistema de gestión de la SST hay que tener en cuenta muchos factores. Como el papel de la alta dirección en cuanto a su compromiso con el desarrollo de una cultura preventiva. También el desarrollo de los canales de comunicación necesarios; la consulta y participación de los trabajadores y la asignación de los recursos necesarios para mantener el sistema. Dentro de estos factores también tendremos que tener en consideración los procesos para la identificación de peligros y el control de riesgos. También la evaluación continua del desempeño y el seguimiento del sistema de gestión. Sin olvidar la integración del sistema de gestión de la SST en los procesos de negocio de la organización.

Ese objetivo de la norma, aludido en la cabecera de esta información, no solo se refiere a los trabajadores propios de la organización, sino que debe extenderse a los trabajadores de otras empresas. Por eso la norma ISO 45001 contempla de forma expresa la gestión de contratistas. En este sentido dice que la organización debe coordinar los procesos de compras con sus contratistas, para identificar los peligros y para evaluar y controlar los riesgos para SST.

Los peligros para la SST pueden surgir de :

  • Las actividades y operaciones de los contratistas en la organización.
  • Las de la organización que impactan en los trabajadores de los contratistas.
  • Las de los contratistas que impactan en otras partes interesadas en lugar del trabajo.

OBLIGADOS A COMUNICAR RIESGOS

La terminología utilizada por la norma ISO 45001 se puede traducir con las obligaciones de comunicación de riesgos e información y establecimiento de medidas de coordinación que recoge el Real Decreto 171/2004.

DEMO CAE

También la ISO 45001 contempla el deber de vigilancia de una forma más amplia que en nuestra legislación. Si bien el Real Decreto 171/2004 lo circunscribe a la empresa principal, aquella lo generaliza y dice que la organización debe de asegurarse de que los requisitos de su sistema de gestión de la SST se cumplen por los contratistas y sus trabajadores.

Para el diseño de un sistema de gestión de SST tendremos que tener en cuenta los requisitos legales de aplicación. La organización debe asegurarse que los acuerdos en materia de contratación externa son coherentes con los requisitos legales.

En lo que se refiere a la coordinación de actividades empresariales, los requisitos a tener en cuenta y que serán de obligado cumplimiento para la implantación de un sistema de gestión de la SST, conforme a la ISO 45001, vienen determinados por el artículo 24 de la Ley 31/1995 de PRL y el Real Decreto 171/2004 que lo desarrolla y demás normas complementarias.

ISO 45001 LA RELEVANCIA DE LA CAE

El contenido de esta nueva norma nos lleva a concluir que la CAE toma un papel relevante dentro del sistema. En este ámbito se ha de contemplar expresamente y se deben implementar los procedimientos oportunos para su gestión. Así, es condición mínima para su validez el cumplimiento de los requisitos que establece nuestra normativa. De tal forma, que si estos no se cumplen, no será posible implantar un sistema de gestión de la SST de conformidad con la ISO 45001.

Deja un comentario