Mujer apesadumbrada

Si no llevas “la vida mártir en el trabajo” no eres merecedor de tu sueldo, es más te están pagando demasiado.

Qué bien vistos están los estresados, los que llevan “la vida mártir” (*). Llega un día a la oficina y di que estás genial. Que el volumen de trabajo te permite hacer las cosas bien hechas y con más tiempo para tus clientes.Y que eso hace que te sientas mejor…¡No hagáis la prueba!. Esto en alguna ocasión se ha hecho para experimentar y se ha conseguido un volumen de trabajo del 200% y además la bronca fija de “no estás dando lo mejor de ti”.

 

 

Haciendo equilibrios sobre el tiempo

 

Por tanto, no mereces el aumento prometido; ni ir a ese Congreso que te apasiona; ni que te paguen un curso subvencionado, ni nada. Un poco más y no mereces ni vivir. Si no llevas “la vida mártir en el trabajo” no eres merecedor de tu sueldo, es más te están pagando demasiado.

 

 

#saludable

Y entonces…¿por qué pones hashtag #saludable# en las publicaciones? Si te estoy diciendo que estoy genial y que quiero jubilarme en la empresa aportando y aprendiendo. ¿Sentirse bien no es saludable? ¿Qué hago entonces? ¿Me como una manzana para ser saludable? ¿Dejo la leche con lactosa? ¿Salgo a correr 8 km todos los días incluso diluviando?

¿Me como una manzana para ser saludable?
¿Dejo la leche con lactosa?
¿Salgo a correr 8km todos los días incluso diluviando? 

 

 

Hasta que no cambie esta cruda realidad no seremos conscientes de las barbaries del hastag #saludable.

El estrés de trabajar al 200% aumenta los niveles de cortisol, Esto provoca enfermedades y bajas médicas con costes muy altos no solo económicos. Y es que el cerebro no está diseñado para hacer tantas cosas a la vez (odiar al jefe, mientras recoges a los niños, piensas en el importe de la factura de la luz, qué me pongo mañana, cómo le digo que quiero pasar junto a al él el resto de mi vida, pero así no…) Puedes hacer mejor todas las cosas si se hacen con consciencia y de una en una, incluso aquellas que están mal vistas.

 

Info fotografía

Para contrarrestar el cortisol a parte de la medicación, cuando sea necesaria, aprende a meditar. Así lo aseguran ya estudios del Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism. De lo contrario, a corto plazo, el cortisol destruirá tus músculos; a largo, afectará al metabolismo, estimulando la obesidad y acumulación de grasas en lugares problemáticos y provocando estrés crónico.

Invertir en meditación y yoga es invertir en salud, una inversión de alto rendimiento.

(*)La vida mártir: expresión copiada de un tal Omar concursante de GHVIP programa que nadie ve con un 18% de share.

Deja un comentario