Mindfulness

Te propongo un reto, tu primera práctica gratuita de “atención plena” “Mindfulness” y que puedes hacer tú mismo. Ya sabes, be “cool” and do it yourself.

 

Mindfulness Based Stress Reduction (Programa de Reducción de Estrés Basado en Mindfulnes). Suena “cool”  y es mucho más “cool” cuando utilizas el acrónimo y dices estar cursando un MBSR. Pero si te preguntan para qué vas a cursar un programa de este tipo ¿qué respondes?. Eso es lo verdaderamente interesante, el para qué haces las cosas y donde, bajo mi punto de vista, deberíamos llevar la atención. Y ahora llega la traducción al castellano y aunque no nos ponemos del todo de acuerdo, pactamos, de algún modo, llamar a Mindfulness “atención plena” porque Mindfulness no tiene traducción literal ni a nuestro idioma ni a ningún otro.

 

 

Te propongo un reto, tu primera práctica gratuita de “atención plena” “Mindfulness” y que puedes hacer tú mismo. Ya sabes, be “cool” and do it yourself.

Tras leer el texto, no vas a salir de aquí ni experto en Mindfulness, ni con titulación universitaria, ni vas a ser mejor persona. Si vas, en cambio,  a comenzar a cultivar una pequeña semilla de lo que llaman “atención plena” a lo mejor no seremos “cool”, pero comenzamos un camino que merece la pena recorrer, la vida en sí misma, dando un primer paso a lo que mi querida amiga Pema Chödrön dedicó un libro entero: Vivir bellamente en la incertidumbre y el cambio.

 

Vamos a llevar nuestra atención a nuestra inhalación y a nuestra exhalación durante solo 2 minutos. No te exijas más. Pon una alarma en tu teléfono dentro de 2 minutos o incluso dile a Siri, o a  Alexa que la ponga por ti, cualquier “ser” que simplifique la vida, no sé si es “cool”, pero es bienvenido siempre.

Ahora cierra tus ojos e inhala y exhala sin provocar nada, sin rechazar nada, solo respira. Si estás cansad@, no luches con el cansancio, si estás triste, no luches con la tristeza, solo observa.

 

Respirar.

Inhala y exhala a tu propio ritmo, sin esperar nada, sin modificar nada, sin llevar la respiración a ningún sitio concreto. Inhala y exhala con curiosidad, con la curiosidad de un niño que por primera vez ve el mar azul. Dentro de cada uno de nosotros hay un niño, un niño curioso e ilusionado por descubrir cosas nuevas.

Inhala y exhala y observa como la mente divaga de un lugar a otro. Solo observa con la misma compasión que observarías a un niño que está aprendiendo a caminar y se cae, sin juzgarlo, con amor sabiendo que conseguirá levantarse tras su primera caída.

Inhala y exhala y se amable contigo cuando la mente divague, créeme que lo hará, ¿A caso gritarías al niño que aprende a caminar porque se ha caído? No te juzgues si por primera vez crees que son los 2 minutos más largos o más absurdos de tu vida. Acaba la práctica inhalando y exhalando a tu ritmo y abrazando todas y cada una de las emociones y sensaciones que lleguen a ti, bien creas que son agradables o desagradables, simplemente permítelas.

 

Meditando

 

 

 

Primer Paso.

Dar un primer paso para vivir bellamente en la incertidumbre y el cambio nos sirve para afrontar, entre otros, la ansiedad que genera la incertidumbre laboral actual que causa infinidad de bajas médicas, con elevados costes económicos y sobre todo costes humanos.

Si ante una situación laboral que consideras injusta, sientes rabia, ira o cualquier otra emoción, abrázala, sin juicio, imagina que eres un niño de 4 años lleno de rabia, consuela al niño que llevas dentro, con amor, y sobre todo con compasión porque la atención plena sin compasión no nos lleva a ningún sitio. ¿A caso Hitler no ponía atención plena en lo que hacía?

Con esta última reflexión  insisto en que la traducción de la palabra Midfulness como atención plena no es, bajo mi punto de vista, ni para otros autores la correcta traducción del término. Atención plena sin compasión, no es Mindfulness. Aunque aseguro que todos los que vivimos con pasión las técnicas milenarias, sin prostituirlas, abrazamos también la posibilidad de estar equivocados.

Para terminar diría: “Namasté” que suena “cool”, pero prefiero decir que tengas un muy buen día.

 

Raquel Baños Linares

Tecnico Superior Senior en PRL, Calidad y Medio Ambiente Coach, Profesora de Yoga y Meditacion Vipassana

Deja un comentario