Asana Arbol

El 40% del total de accidentes laborales están relacionados con el estrés.

 

DEMO CAE

 

 

Cuando inicié mi andadura profesional en PRL, nadie me dijo que lo más importante para ejercer de manera excelente no son los Reales Decretos en los que me basaría. Lo es mas el sentido común; que es el menos común de los sentidos.

Prevenir significa según la RAE: Tomar precauciones o medidas por adelantado para evitar un daño, un riesgo o un peligro. Por eso, cada baja por accidente supone un fracaso para todos los que nos dedicamos a este ámbito. Y voy más allá cuando afirmo taxativamente que la mayor parte de las contingencias comunes también se podrían haber evitado. Podrían añadirse a “nuestro fracaso” que es el fracaso de todo un sistema.

 

 

Eurostat.

Por un lado, recojo datos de Eurostat (European Statistical Office) del año 2016. El 40% del total de accidentes laborales están relacionados con el estrés. Por otro, La Fundación Máshumano indica que en Europa el 60% de las bajas son por estrés relacionado con el trabajo y riesgos psicosociales. Aun así, se siguen cubriendo estos riesgos con programas que sin duda son mejorables. No se están tomando medidas por adelantado para evitarlos. ¿Dónde está la PRL con estos datos?  Y es que todo lo que carezca de Plan de Acción, se queda en una ilusión, en un sueño, no en un objetivo real, alcanzable y tangible, aunque quizás, quede bonito en los escritos.

 

Seguro casi todos habéis reducido velocidad en los túneles de la M30 en Madrid. ¿Para qué lo habéis hecho? ¿Para evitar la multa de los radares o para evitar accidentes? Sed honestos al responder la pregunta. Ahora volvamos a la misma pregunta, pero en ámbito psicosocial ¿Para qué plasmáis los psicosociales? ¿Para evitar la multa o para comenzar un Plan de Acción?

Reuniones, Congresos, cursos y más cursos. Pero bajo mi humilde opinión, poca acción tangible y mucho texto que aporta teoría y no mucha práctica. Para gestionar el estrés hace falta practicar.

 

Acciones tangibles.

Terminar el post sin aportar una acción tangible para gestionar el estrés  sería incongruente y aunque, en ocasiones, los seres humanos, así somos, vamos al menos, a ser conscientes 100%  de ello, ya que el primer paso es reconocer, ver, sentir nuestra incongruencia y poder así tomar acción.

El Yoga nos aporta, entre otras muchas asanas. Viparita Karani que ayuda a gestionar el estrés y la ansiedad después de un día duro.

Cuando pongo en algún buscador de internet: “Yoga para principiantes”  entiendo que la gente lo deje a la primera de cambio por la falta de adaptación a la vida real con esos cuerpos de escándalo. Por eso, muestro varias adaptaciones,  según condición física.

 

 

Asana en árbol.

Asana en árbol, la que más me gusta. Al aire libre en contacto con la naturaleza. Si no tienes árbol a mano, lo que suele ser muy normal en la ciudades, cámbialo por una pared. Y si tu cuerpo aun no permite estirar las piernas, pon unas mantas debajo del sacro como en la siguiente foto o incluso una silla.

 

Asana Manta

 

Respira en la postura durante 10 minutos. No tienes excusas. Todos tenemos manta y pared. Si lo que no tienes son 10 minutos para ti pregúntate  ¿Qué te lo impide? Se consciente y toma acción.

No puedes comprometerte con la empresa si desconozces el valor del compromiso. N puedes aportar lealtad si ese valor no está en ti primero. Las empresas son saludables cuando su gente es saludable.

Buena práctica.

 

 

Raquel Baños Linares

Tecnico Superior Senior en PRL, Calidad y Medio Ambiente Coach, Profesora de Yoga y Meditacion Vipassana

Deja un comentario